domingo, 4 de noviembre de 2007

Prokom Trefl Sopot

¿Qué fue de aquella Polonia de los años sesenta que pugnaba por ser una de las mejores selecciones de Europa? Aquellos jugadores se quedaron ahí, en la época hippie, y desde entonces no hemos encontrado uno sólo que destacara bajo los aros. Así ha sido hasta el siglo XXI en el que dos ciudades principalmente han vuelto ha llevar la élite a las canchas del baloncesto: Wroclaw y Sopot.

Desde hace dos años el Prokom Trefl Sopot es el equipo polaco por excelencia. El Slask Wrokalw fue el primero en aparecer en el escenario europeo pero el equipos de Sopot es el úncio que ha sabido dar ese salto de calidad. En esos dos años se ha clasificado para el Top16. Algo huele a baloncesto en Polonia. Pero ¿por qué en la ciudad de Sopot se encuentra ahora el epicentro baloncestístico polaco? Principalmente por los dos empresarios dueños del club que en poco más de una década ha construido la base de un equipo casi noble en Europa.

Kazimierz Wierzbicki, que asi se llama uno de los presidentes, es también el dueño de una empresa de puzzles y juegos de mesa llamada Trefl. Wierzbicki siempre ha sido un hombre ambicioso y un enamorad del baloncesto. Se propuso la creación de un equipo que fuera el referente polaco en Europa y en sólo dos años consiguió lel ascenso a a maxima categoría del baloncesto polaco. La mitad del camino estaba hecha. Ahora Kazimierz Wierzbicki buscaba dar el salto a la Euroliga. En aquellas fechas el Trefl Sopot encontró lo que ansiaba: más dinero. Se firmó el acuerdo de patrocinio con la empresa Prokom Software, propiedad de Ryszard Krauze, un ex-jugador de basket. Así nació ese nombre tan largo y que se corresponde a la unión de distintivos publicitarios de tecnología y juegos de mesa.
Ya con su nuevo nombre, Prokom Trefl, el club se embarcó en una ambiciosa política de fichajes y el anuncio de la construcción de un pabellón de 15.000 espectadores para la organización de la Final Four en un plazo de tres o cuatro años.

Así las cosas, cada año en Sopot fichan y componen la plantilla mejor y más talentosa de la historia. A base de talonario los polacos intentan ensamblar grandes nombres del baloncesto europeo no siempre armonizables. Después de dos años en el top 16 el objetivo marcado para este año se centra en ir un paso más allá y clasificarse para el cruce de cuartos de final previo a la F-4. La contratación de Travis Best, ex-jugador NBA y Milan Gurovic, el controvertido y más que excéntrico jugador serbio, ha sido uno de los movimientos más sonados del mercado veraniego aparte de los equipos griegos y rusos. Sin embargo el club polaco no se quedó ahí. A estos dos nombres hay que añadir a DaJuan Wagner número seis del draft 2002 de la NBA que junto con Donatas Slanina componen un cuarteto atacante de gran envergadura. Son tres fichajes de alto copete que podrían ser suficientes incorporaciones para el 60% de los equipos de Euroliga. Aún así Prokom Trefl Sopot quiso añadir un par de nombres más su amplia nómina estrellas. El pivot argentino-polaco Ruben Wolkowyski y el campeón de la Euroliga con el CSKA Thomas Van Den Spiegel son dos hombre interiores con experiencia en Europa.

Fuera del equipo quedaron los Huseyin Besok, Michael Andersen que abandonaron la disciplina polaca junto a Adán Wojcik. Aquí este año puede acusar el Prokom Trefl cierto desequilibrio en el juego interior. No tiene el número suficiente de hombre interiores. Wolkowyski es un pívot ya maduro y Van Den Spiegel tiene tendencia a lesionarse. Esto hace que el peso interior del equipo recaiga, si estos dos hombres no están por cualquier circunstancia, en Filip Dylewicz y Tomas Masiulis. Jugar minutos con Masiulis o Dylewicz en la zona deja a los rivales una ventaja interior tan importante, sobre todo en el rebote, que no parece una decisión consistente para un equipo aspirante al 'Elite Eight' de la Euroliga.

No es, sin embargo, el único problema del equipo polaco. También hay que tener en cuenta la distribución de la bola en ataque. ¿Un balón es suficiente para los Gurovic, Wagner, Slanina y Best teniendo en cuenta que cada uno de ellos puede tirar sin problemas 10 o15 tiros? Kijewski, el técnico interino polaco, lo tiene difícil. Al menos en la cancha tiene a un hombre con muchísima experiencia al mando del equipo y que puede ser su prolongación en al cancha como es Christos Harissis.

Otro quebradero de cabeza de esta temporada se centra en la defensa . Los exteriores del equipo polaco, grandísimos anotadores, no se caracterizan por detener a los anotadores rivales. En los dos partidos disputados hasta el momento en la Euroliga los exteriores rivales se ha forrado a puntos a costa de los polacos que han estado demasiado blanditos. Seguramente el equipo del Prokom Trefl haya comenzado menos en forma de lo que nos tiene acostumbrado por ese objetivo final pero las dos derrotas que pueden ser tres seguidas le pueden pesar mucho al final de esta primera ronda. En la liga polaca llegan de perder frente al Polpak por 11 puntos (79-68)

2 comentarios:

Rubén dijo...

Primeras cabezas de turco en el Prkom.

A Rubén Wolkowyski y Travis Best se les rescinden sus contratos.

Al mismo tiempo Zalgiris finiquita a Tanoka Beard.

Habrá cambio de cromos entre los dos centers.

Veremos a alguno de ellos fichando por un equipo ACB en horas bajas??

Bob Pipirolo dijo...

Nervios. Uno de ellos sino los dos se van al cajón