domingo, 27 de abril de 2008

Estructura vs coyuntura

He aquí algunas de las ventajas y desventajas de las segunda semifinal del viernes en el Palacio de los Deportes de la Comunidad de Madrid. En un liga o playoff el equipo estructural vencería siempre al coyuntural sin embargo el modo de competición (un solo enfrentamiento) resta ventaja de inicio al equipo más regular.

CSKA

-. Tres años jugando con el mismo sistema. Un sistema que ha llegado tres veces a la F4 y ha conseguido un título.

-. Un equipo disciplinado que añade el talento al trabajo en cada centímetro de cancha.

-. Experiencia consumada en todas y cada una de sus jugadores clave, Papaloukas, Holden, Andersen y Siskauskas saben los que es ganar un título.

-. Regularidad. Sólo los equipos 'alocados' e irregulares han conseguido vencer al gigante ruso: Union Olimpija, Olimpiakos, Unicaja y Barcelona.

-. Llegan a la cita en buena línea de resultados.

-. Tienen un técnico respetado por la Euroliga especialmente por los árbitros.

-. Esquema de juego que castiga el fallo rival.

TAU CERAMICA

-. Es el equipo más impredecible de toda la Euroliga

-. Gran abanico de anotadores desde la línea de tres

-. Tiene una mayor capacidad anotadora y reboteadora

-. No hay un foco de anotación definido.

-. Juega con intensidad frente a los grandes equipos

-. Junto con Montepaschi despiertan simpatías y suponen la alternativa al poder Israelí, griego y ruso de los últimos años.

-. Ventaja en los enfrentamientos dentro de la final four (1-0 Moscu 05)

Como veis las ventajas del CSKA son estructurales mientras que las ventajas baskonistas son más bien coyunturales. Como quiera que, esto es simplemente vivir o morir,  aquellas ventajas de los de Messina, a todas luces superiores, se ven claramente mermadas en un enfrentamiento puntual. Mañana entraremos es aspectos mucho más técnicos.

2 comentarios:

Scola dijo...

Yo creo que a uno ó dos partidos el Baskonia es un equipo muy incómodo para cualquiera, incluyendo el todopoderoso CSKA.

Estos tíos son muy vagos, les hace falta un látigo detrás para dar el callo en partidos que ellos consideran de poco fuste, pero en una final four seguro que lo dan todo. Y cuando nos ponemos las pilas defendemos muy bien y tenemos un ataque con muchos peligros distintos, por dentro y por fuera.

Además es que tienes razón, de momento el CSKA no nos ha ganado nunca en una Final Four, y nosotros a ellos sí, y en su propia casa.

Ya empiezo a estar nervioso!!

Bob Pipirolo dijo...

Yo tambien