viernes, 13 de marzo de 2009

Palo por adelantado

Este año la cara de tontos de todas las temporadas se nos ha quedado en el top 16. Frente a Olyimpiakos me sentí como si en una F4 me encontrase: ambiente, trascendencia, equipazos, partidazo... y se perdió y además bien perdido. Un palo por adelantado que tiene solución. Otros años no había capacidad de enmienda.

Dusko Ivanovic no tenía ayer el día inspirado. Despúes de una temporada muy buena en el banco ayer no tuvo la frescura y la cintura de otros días. Sin embargo atinó en la rueda de prensa: "los partidos serios no se ganan en ataque, sino en defensa" La frase se la hemos escuchado hasta por perifrástica, pero nadie, salvo honrosas excepciones, parece haberle hecho caso.

Se dice que con un ejemplo se explican mejor las cosas. Si, como es es caso, Rakocevic desaparece, Mickeal no entra hasta bien entrado el tercer cuarto, Teletovic no enchufa y Prigioni hace un mal partido ¿qué ocurre? Palmas. Y lo haces porque en muchos momentos del partido sólo fijas tu mirada en lo que mejor sabes hacer, meter, pero eso no te sirve porque no te dejan y no estas acertado. Si eso ocurre, hasta ahora no había pasado durante tantos minutos, el equipo debe volverse duro atrás.
Olympiakos lo entendió después cinco meses de temporada mediocre. Salió al parqué a descoser a mamporros al muñeco baskonista. Un AJ Milán-Tau pero al revés. El Baskonia no sabía por dónde le venían.

En los dos primeros cuartos el porcentaje, que otras veces sostenía el partido a la espera de la búsqueda del ritmo de partido, falló. Y en vez de optar por el plan B (espero a que ese ritmo llegue mientras me pego en defensa con el rival) el baskonia siguió optando por dejar su suerte, como contra Cajasol, en manos de su enorme poderío ofensivo. Ayer no el era el día. Ayer un Olympiakos de F4. Ayer un top 16 vestido de otra F4 fallida.


Sin duda hay que recapacitar sobre esa actitud defensiva y sobre la confiaza, en algunos momentos excesiva, del equipo. El palo por adelantado puede hacerle muy bien a este equipo. Las pérdidas (14), la escasa dureza defensiva del primer y segundo cuarto (Halperin y Vujcic), la precipitación para solucionar la posesión con tiros imposibles (Tiago, Teletovic y Rakocevic) y la superioridad , que todos hemos alimentado este año, fueron factores decisivos para caer con todas las de la ley.


En frente, demostraciones empíricas de libro. Un tirador que tira (y mete) cuando está sólo sin más aspavientos (Halperin). Un 5 que juega cerca de canasta y que se convierte en un base (Vujcic). Otro 5 que quiere y puede ser el alma de su equipo aun lastrado por las faltas personales (Bourousis) Un alero que se dispone a defender por encima de todo(Vasilopoulos). Un base que controla todo (Papaloukas)


Aun así, y haciendo el partido más perfecto de la temporada, Olympiakos estuvo a punto de ver cómo se le escapaba un choque que controló hasta por 17 puntos. Aún no encontrado las soluciones ofensivas habituales el Baskonia estuvo a punto de darle la vuelta al marcador. Eso le hace a Baskonia un equipo temible. ¿Será Baskonia un equipo que sabe aprender? Este año todavía tiene más exámenes. El Barça por ejemplo.

Soy optimista. Ayer hablábamos de los equipos irregulares con techos baloncestísticos muy altos (Real madrid, Olympiakos) Despúes del partido contra los helenos ha quedado claro que esos equipos no se le dan bien al Baskonia. Con ambos ha perdido. Afortudamente el Barça es de otro pelo, aunque tenga el factor cancha en contra.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Yo tbn. me sentí ayer como en esas final fours donde nos han meado desde el primer minuto, pero el equipo compitió en la segunda parte y como bien dices, este año queda tiempo para enmendar errores, así que no nos queda otra que confiar en el equipo, si en el Barça tienen miedo y saben que pueden perder, cómo vamos a dudar nosotros???!!!

AUPA BASKONIA!

BAT

Rubén dijo...

Pues el palo se ha prolongado 48 horas más y desde el Buesa Arena por la autopista hasta el BEC.

Veremos si salimos bien de esta en breve.