lunes, 13 de abril de 2009

¿Queremos ganar títulos o ganar partidos?

La eliminación de lo que pudo ser la quinta consecutiva ha traído una profunda desilusión en la mayoría de aficionados y la asunción de los tópicos habituales en la directiva baskonista. No sé si estas actitudes se deben a la costumbre o quizá a un sentimiento de superioridad a la postre falso. Asumimos con toda naturalidad que la NBA venga y nos quite jugadores sin embargo escupimos sapos y culebras cuando un equipo de presupuesto multimillonario nos sobrepasa. Sin embargo sintiera como se sintiere el lector de estas líneas en ese quinto partido, queda muy claro que en el Palau terminó una época. Suena duro. Es así. Se ha tocado techo. Como premisa sólo quisiera avanzar que con la actual filosofía es improbable ganar una Euroliga y resultará muy difícil ganar una liga ACB. Quizá es con esto con lo que nos tendremos que conformar en el futuro ¿Queremos ganar títulos o ganar partidos? Esta pregunta que parece de fácil respuesta no lo será tanto cuando terminéis de leer.

Ningún equipo del mundo ha crecido como lo ha hecho el Baskonia. 50 años de historia. 20 años de presidencia de Josean Querejeta que han culminado en unas últimas 10 temporadas mágicas. En ellas se ha concentrado prácticamente todos los títulos baskonistas: dos Ligas, seis Copas, cuatro Supercopas, una Recopa y cuatro Final Four. Repito nadie ha progresado como el Baskonia. ¿Cual ha sido la base, la clave, el elemento extraordinario para lograr ese éxito? La respuesta se encuentra en esa filosofía baskonista basada en el día a día que Carlos Izar de la Fuente sentenció en su día como Carácter Baskonia. Pero vayamos más allá. ¿Qué es eso del carácter que tantos éxitos ha ofrecido?

Existen miles de artículos, blogs, posts y páginas de periódicos que han hablado, bien y mal, de esa fórmula secreta que parece tener el Baskonia. Pero en ninguno he leído, (lo mismo existe) lo que creo que es la base del proyecto Querejeta durante los últimos 20 años: Ganar partidos. Si os estáis riendo por lo perogrullo de la afirmación, lo formularé de otra forma: Ganar todos los días. Es en este punto dónde el club de Querejeta se ha adueñado de la llave que abría el cofre del éxito. Primero con la contratación de jugadores estrella en el comienzo del declive de su carrera. Eso les enseño a competir. Después la apuesta por jugadores americanos de nivel. Esto les dio más victorias.Más tarde la apertura del mercado argentino y el ojo clínico para contratar ese tipo de jugador joven con proyección que está dispuesto a ganar en cada entrenamiento. Ello acabó por redondear el proyecto. Todo ello guiado por la batuta de un técnico cuya filosofía fuera ganar todos los partidos de todas las competiciones en cualquier momento. Un axioma que debe asumir la piedra angular de esta filosofía: el técnico.¿Os habéis parado a pensar qué es lo que supone esto, más allá del plano deportivo?

Una vez conseguida esa quimera que supone para cualquier equipo del mundo de ganar casi todos lo días nos encontramos que en casa, en el Buesa Arena, es dónde se consigue el mayor porcentaje de victorias. Los éxitos domésticos permiten que cada año haya más abonos y mayor venta de entradas. Nadie acude a una cancha de baloncesto para ver perder de forma más o menos continuada a su equipo. Esa mayor asistencia al Buesa Arena entraña una mayor masa social. Ayuntamientos, Diputaciones y Gobiernos Regionales son muy sensibles a las grandes masas sociales y ello deriva en subvenciones y ayudas. Llegados a este punto, el club es un activo seguro por el que las empresas pueden apostar para su patrocinio y/o publicidad. Así las cosas, el club dispone de más dinero que invierte en jugadores que permiten obtener un mayor porcentaje de victoriadas y que a su vez aumentan el interés de aficionados, instituciones y patrocinadores. Esta es la filosofía del carácter Baskonia que guía los 20 años de presidencia de Josean Querejeta.

Una vez entendido este concepto todo encaja con sorprendente facilidad. Ahora cualquiera de los que desprecian y cuestionan la labor de Dusko Ivanovic al frente del banquillo baskonista entenderán que es el técnico ideal para un Baskonia-gana-partidos. Para Ivanovic resulta tan meritorio vencer al Vive Menorca como al Barça, sea el primer partido o el último de la temporada, sea amistoso o competitivo, resulte necesario o baladí. Ahora pensad un técnico que se ajuste a la filosofía del Carácter Baskonia con ese perfil de “caimán” que tenía Bernard Hinault. Efectivamente, Dusko es el ideal por precio y prestaciones.

También comprenderemos entonces, la clase de jugadores que ficha Tau Cerámica. Jugadores-gana-partidos. Una vez escuché al gran Pepe Laso hablar sobre jugadores-gana-partidos mientras los diferenciaba de los jugadores-gana-campeonatos. Ciertamente el matiz es importante. Primero porque estos últimos resultan terriblemente caros y segundo porque habitualmente están reñidos con aquello de ganar todos los días. Evidentemente no les gusta perder, sin embargo priorizan. Las palabras priorizar, privilegio o reserva no tienen cabida en la filosofía del carácter Baskonia.

El baloncesto moderno, mejor dicho la competición premia al equipo que menos fallos cometa al final de la temporada que al más regular. Cada temporada se juegan más partidos y por tanto es muy difícil rendir física y psíquicamente durante los 70-80 partidos que se acaban disputando. Es un hecho que un gran y estudioso entrenador como es Sergio Scariolo haya cambiado en los últimos años la forma de preparar a sus equipos. De conceder importancia al primer tercio de la competición a prácticamente despreciar el inicio. Este hecho se ha dado también en el presente curso con El CSKA de Ettore Messina, con el Panathinaikos de Zeljko Obradovic, el Olympiakos de Panagliotis Yannakis e incluso con el Barcelona de Xabi Pascual.

Si el Baskonia reservara, privilegiara o priorizara, los encuentros frente al Menorca, Alba Berlín, Murcia, Prokom, Granada, Nancy o Fuenlabrada podrían contarse como derrotas. Con este panorama ¿quién acudiría a estas citas?, ¿quién compraría entradas para esos partidos?¿la masa social sería la misma?¿aceptarían las instituciones a ampliar un pabellón que sólo alcanza un gran aforo con el CSKA, Barça, Olympiakos o Panathinaikos, vamos sólo cuatro hechos puntuales y cuando toquen por capricho del calendario?

Curiosamente son estos equipos lo que estarán en Berlín y más curiosamente son lo equipos que han estado en las diferentes finales a cuatro en los últimos años años con dos honrosas excepciones: Siena y Baskonia. Todo un triunfo del trabajo año a año por ganar cada día sobre el trabajo orientado a estar bien a partir de marzo. Este última filosofía es la que se lleva los grandes títulos europeos. Sin duda la gran excepción de esta regla es el Baskonia cuyos números ha sido capaces de hacer dudar de la tendencia en la Euroliga.

4 de las 5 Supercopas disputadas. 6 copas del Rey prácticamente en los últimos 10 años (6 finales de los 8 últimos torneos) Este éxito se ha redondeado con 4 Final Four consecutivas y, ya un poco desfondado, 2 títulos de liga. Vemos que conforme avanza la temporada los títulos y las finales son menos abundantes. Sin embargo para los equipos y jugadores-gana-campeonatos los citados torneos llegan demasiado pronto.

Evidentemente esto tiene un techo. Y el Baskonia ya lo ha tocado. La prueba está en la Euroliga. La filosofía del carácter Baskonia ha ido perdiendo fuelle en la máxima competición europea:

2005 2º en Moscú
2006 3º en Praga
2007 4º en Atenas
2008 4º en Madrid
2009 Eliminados cruce de cuartos

Y en lo que se refiere a la liga ACB en las últimas 11 temporadas se ha llegado a 5 finales y se han alcanzado 2 títulos de liga. Suena a falta de fuerzas.

Ahora bien ¿qué quiere/tiene que hacer el Baskonia? ¿es este el momento, dada la perdida de fuelle en Euroliga, de plantearse otra filosofía que le permita dar el paso? ¿se conformará sólo con mantenerse en el techo?¿convendría cambiar de filosofía? ¿es necesario? ¿el cambio de filosofía conviene al club? ¿quizá con mantenerse en este status es a todo lo más que aspira el Baskonia?

Imaginemos que se cambia de filosofía ahora que llegan, quiero verlo con mis ojitos, los 14.000 asientos en el Buesa Arena. El entrenador escogido es Scariolo y se contratan tres jugadores-gana-campeonatos. Aparte del pico que se gasta el equipo en estas cuatro contrataciones, nos encontramos en la copa del Rey en la tercera o cuarta posición de la liga ACB, con un pabellón con la mitad de aforo, con una prensa dudando de los fichajes y del nuevo rumbo tomado por el club y eliminados en la copa del Rey otrora torneo fetiche del equipo alavés. Eso sí, el equipo comienza a carburar en los cuartos de final de la Euroliga y se convierte en un fijo de la finales four. Opta a ganarlas y alguna se lleva. Pero esa situación no es segura. Hacer esto no te asegura siquiera estar en la final de la F4. Pero se estaría en disposición de ganar todos los títulos cual CSKA. esta filosofía exigiría un riesgo económico importante (como en su día forzaron los dirigentes de Kinder y Maccabi) y una perdida de aficionados a los partidos de cada día (como ocurre en los campos del Real Madrid, Panathinaikos, Olympiakos y Barcelona) Con ello el equipo voltearía la tendencia de los finales de temporada. Por contra la masa social fluctuaría y con ella los ingresos por subvenciones y por publicidad en función de los resultados de final de temporada.

¿Nos seguimos quejando de lo que tenemos? ¿Nos conformamos con quedarnos con cara de tontos todos los años al final de temporada?

¿Ganamos partidos o ganamos títulos?

11 comentarios:

gnuzale dijo...

Egun on,

Sinceramente creo que las valoraciones se hacen a final de temporada. Me parece que es un artículo escrito a partir de la tristeza de la eliminación de la euroliga.

Que pasa con todo lo que has dicho si se gana la liga otra vez? ;-)

Bob Pipirolo dijo...

No tiene nada que ver

Es una realidad se gane o no la liga
(que no se va a ganar)más que nada porque la estadística es muy tozuda..

5 finales de liga en casi 10 años y dos títulos...

Compara esto con los de la copa del Rey

6 títulos en 9 finales?

El baskonia está concebido como un equipo para ganar todos los días y eso se nota al final de temporada dada la cantidad de partidos que se disputan

Con el artículo pretendo reflejar que por estas cicunstancias y el entorno en el que vive el equipo quizá sea mejor seguir este camino que ya ha tocado techo. vamos mantenerse. O bien quizá si se quiere dar el paso para ganar la mayor competición cambiar de filosofía. ¿se adaptaria esta nueva filosofía a nuestro Baskonia?

No hay ninguna tristeza, me he apoyado en datos (es más comienzo haciendo una crítica a los terriblemente decepcionados "Asumimos con toda naturalidad que la NBA venga y nos quite jugadores sin embargo escupimos sapos y culebras cuando un equipo de presupuesto multimillonario nos sobrepasa") pero creo que no me he expresado bien en el post o no me has entendido.

Anónimo dijo...

Buenas,

Y si traducimos gana-partidos y gana-campeonatos con el ejemplo del estudiante ?

El estudiante que se esfuerza cada día y prepara cada examen durante el año (gana-partidos) vs el que lo deja todo para los éxamenes finales (gana-campeonatos) ?

Creo que la filosfía del Club, que va unida al carácter y la cultura de las gentes de Vitoria está mucho más ligada al estudiante trabajador, que saca con esfuerzo sus compromisos día a día que al figura que deja todo para Junio.

Los 10.000 aficionados que llenan el pabellón 2 veces a la semana vienen de trabajar duro en sus empresas / hogares y quieren que el equipo, al que adoran, haga exactamente lo mismo en la pista todos los días. TODOS. No sólo entre Mayo y Junio.

Ése es el Carácter Baskonia: el del trabajo duro, el de no resignarse ante el grande, el de poner todo el esfuerzo cada día. Por esto, y sólo por esto, el Buesa se llena cada semana y este Club acumula éxito tras éxito durante los últimos 10 años.

Gora Baskonia,

Josipwells dijo...

Gran articulo Bob, de los que hacen pensar.

Existe la corriente de opinion, reforzada por la liga del pasado año, que insiste en la eleccion de partidos, en el estar bien al final, "despreciando" los anterior. A mi entender, es un error, lo mismo que una temporada magnifica en cuanto a victorias como la que llevamos este año no te garantiza nada, tampoco lo hace una preapracion exclusiva para una fase determinada de la competicion, si fuera asi, veriamos como los equipos grandes despreciarian la regular en pos de entrar finos en los Play-offs.

Personalmente, creo que el camino correcto es el de este año, aunque al final no se gane la liga. Durante 8 meses, estamos orgullosos de nuestro equipo, y ganar o perder, es solo cuestion de un dia.

Anónimo dijo...

A mi me ha gustado la reflexion y me ha dado q pensar si señor, eso si, entiendo lo de gana-campeonatos, y lo de gana-partidos, pero no se podia encontrar un punto medio??... no despreciar el primer tercio de año ni la Copa...., pero tomarse un pequeño bajon preparatorio de FF por ejemplo??

Lo se... una quimera...

Ritxarp

kortxo dijo...

Grandísimo artículo, sí señor.


Sincera y egoístamente, prefiero un equipo gana-partidos que gana-campeonatos.

Que ganar ligas y eso está bien, pero prefiero pasármelo como me lo estoy pasando este año cada vez que piso el pabellón, que estar muerto de asco todo el año para explotar de euforia a final de temporada (con una probabilidad bajísima de que así sea).

¿Qué queremos, disfrutar de las victorias o disfrutar del baloncesto?

gnuzale dijo...

Gabon Bob,

Debería de haberme explicado mejor :-)

En mi opinión decir esto a estas alturas no es ser justo, cuando todavía falta la liga. Puede que la gane, y entonces? Dices que no la va a ganar, por? El año pasado a estas alturas quien pensaba que el Baskonia iba a ganar la liga (por muy frescos que estuvieran)? Nadie, y la ganó.

Lo que tampoco es justo comparar un título de copa con una liga o con una euroliga. La dificultad de ganar estas dos últimas es mucho mayor (en la copa con solo tres partidos independientes te puedes hacer con ella, mientras que en la liga y euroliga hay que jugar muchos más partidos y en eliminatorias).

Comentas también que 4 equipos importantes desprecian el inicio de temporada. Yo creo que comparar a esos cuatro grandísimos equipos con el Baskonia no es muy real, teniendo en cuenta que son equipos con muchos más recursos en lo económico o deportivo. Y tres de ellos juegan en unas ligas domésticas devaluadas con lo que podrían ganarlas hasta casi sin entrenar.

Respecto a lo de reservarse hasta el tercio final de la temporada tampoco estoy de acuerdo. Estoy de acuerdo que puede salir bien, pero que pasa si se lesiona un jugador básico? El baskonia tiene una plantilla justa en efectivos por lo que (esto también es opinión personal) tiene que ir a ganar desde el primer minuto todo lo que pueda y no esperar hasta el final.

El año pasado salío bien (yo era partidario de que siguiera Spahija) pero no se puede comparar la plantilla del año pasado con esta (Barac - Singleton y Iliesvky - Planinic no son lo mismo) además de la suerte que hubo en que las lesiones sucedieron en el mejor momento para que llegaran frescos al final.

Esto ya a título personal, tengo que reconocer que prefiero la sensación de ver al Baskonia como un gran equipo toda la temporada que ver (quizás) a un gran equipo solo en la parte final de la temporada.

Bueno, espero que la chapa no sea muy grande :-)

Eskerrik asko por el artículo y dar la oportunidad de poder debatirlas.

Agurrak

Bob Pipirolo dijo...

@Josipwells

Gracias. Ahora que llega Neven evidentemente es la comidilla del mundillo. Método Neven-Método Dusko.
En el deporte casi nada te garantiza algo... sólo tner las cosas claras y optar con criterio por una filosofía. Si varías dandpo tubos vas directamente a la tumba (Pamesa..)

@Ritxarp s encuentras ese punto medio el CSKA te iba a mandar unos cuantos miles de millones de rublos a tu casa por el Know How

@Kortxo. Gracias. Sin duda tu opción es la que más está extendida entre el aficionado baskonista, nuestra cultura es esa la de ganar todos los días y somos felices así.

Respecto a tu pregunta creo que en el baloncesto profesional se responde fácil. Victorias. SIn embargo, para el aficionado las cosas son diferentes, pero primaría creo que las victorias. Anadie le gusta perder. el juego vendría después.

@gnuzale

Creo que no va a ganar la liga porque va corto de plantilla y algo cansado. Ahora apostaría por una final frente al Barça que se llevarían los culés.

Respecto a lo de comparar los títulos, por eso el Cska no ha ganado la copa, el Barça cayó en semifinales... es un título muy jodido para mí.

Claro que no se puede comparar equipos y ni recursos. Sólo planteo lo que Unicaja intentó hacer en la última época de Scariolo con la que por primera y única vez en su historia se metieron en una F4

Las lesiones están ahi para todos. Sin embargo, las posibilidades de lesiones por sobrecarga de trabajo serían inferiores si la carga de trabajo en menor.Perogrullo. En el deporte no ha nada seguro por otra parte.

Yo creo que dusko es el entrenador de este baskonia-caracter. Estoy de acuerdo en lo demás. Especialmente en la ausencia de Planinic

Gracias y "discutimos" lo que quieras

gnuzale dijo...

Egun on Bob,

Si al final estamos de acuerdo en casi todo :-)

Por cierto, en el diario gara hablan del Baskonia y te mencionan a ti.

http://www.gara.net/paperezkoa/20090416/132364/es/Spahija-regresa-Zurbano-para-aumentar-debate

gatzaga dijo...

Muy interesante el artículo!

Yo como baskonista me abono al método Dusko, o sea, ganar partidos, no importa contra quién juguemos, lo que nos juguemos o dónde juguemos, parafraseando al sargento de hierro. El Baskonia ha sido objeto de admiración desde muchos ámbitos del mundo del baloncesto nacional y europeo, ha merecido todo tipo de halagos, quizá demasiados, y ha demostrado que ese hambre de ganar partidos lo ha convertido en un club especial y para otros clubes un espejo donde mirarse. Se han ganado copas, ligas y otros títulos menores. Se codea con la aristocracia europea. Fue capaz, allá por 2005, de dar un "golpe de estado" en el templo sagrado de Moscú aguando la fiesta al mismísimo CSKA que tenía todo preparado para levantar la Euroliga (por cierto, de la mando de Dusko). En definitiva, el Baskonia es posible que no llegue nunca a ganar una Euroliga (yo pienso que sí lo logrará) pero se ha ganado el respeto de propios y extraños y tengo la convicción de que la mayoría del baskonismo está orgulloso de ver a un equipo pelear partido a partido como si de una finalísima se tratara. No seré yo quien desprestigie a Neven que nos llevó a la final de copa, a la Final Four y de su mano se ganó la liga ACB (aparte de que me parece un tipo estupendo), pero prefiero divertirme a lo largo de toda la temporada que ver tres o cuatro encuentros de fantasía aun cuando eso no nos otorgue ningún título.

El "sistema Baskonia" será mejor o peor, contra gustos no hay disputas, pero tan malo no será cuando conseguimos llevarnos los trienios de la euroliga que, de alguna manera, demuestran la regularidad de un equipo, y eso es lo que es el Baskonia: un equipo; por encima de nombres.

Saludos y felicidades por el blog!

Bob Pipirolo dijo...

Gatzaga, muchas gracias.
Tu forma de pensar creo que es la de la mayoría del Buesa que se siente orgullosa de un equipo que lucha cada día.
Lo que pasa que contra el Barça hubo partidos en los que se bajaron los brazos un tanto.
Y sí, no hay equipo en los últimos 10 años como el Baskonia.