miércoles, 21 de noviembre de 2007

Me siento engañado

Me siento engañado. Y eso que más o menos (más menos que más) conozco el mundo del baloncesto. La información en España de lo que ocurre en la NBA es sesgada, dirigida y errónea. Y eso me indigna porque lo que consumimos diariamente no es cierto. Sé que muchos de vosotros pensáis que la liga americana es aburrida e individualista pero os aseguro que es mucho más rica, táctica y talentosa de lo que nunca pensasteis.

Todos los días dedico unos minutos del buceo habitual en el mar del basket por internet para estar al día de los resultados y últimas noticias de la liga americana. Para ello la página de la NBA es una buena fuente de información. En ella se exponen vídeos, reportajes, noticias, blogs y demás material relacionado con la liga y con sus equipos. Esa es una imagen quizá demasiado institucional pero por ello también más objetiva por aquello de no herir susceptibilidades. El enojo llega cuando leo esa misma información tamizada en los medios españoles.Resulta que si no se inglés, no tengo Internet o no conozco la edición española de NBA.com
la única fuente de información sobre la liga americana se centra en lo que televisiones, radios y periódicos me ofrecen diariamente. Y lo que me ofrecen principalmente los periódicos (MARCA y AS) está su su mayor parte manipulado.

Siempre he creído leyendo estos periódicos y oyendo ciertas radios (COPE, ONDA CERO y algunas veces SER) que TJ Ford el base de los Toronto Raptors (TR) era un jugador mediocre en la NBA. Es más le imaginaba tonto y pesado tipo Steve Urkell. Así me sorprendía ver como Sam Mitchell, a la sazón entrenador de los TR, confíaba en Steve Urkell en vez del excelente y gran base José Manuel Calderón. De ahí me llevaron a pensar que el tal Mitchell era un paquete como entrenador con su saliente pañuelo en el bolsillo de la americana. Resulta que la NBA le nombra entrenador del año porque su equipo es primero de la división atlántica. Vamos que la NBA no tiene ni p... idea insisten los medios, lo han tenido muy fácil gracias sobre todo y únicamente a la gran actuación de la Ñ. Resumiendo. Ford es Urkell, Mitchell sabe más de macramé de que basket y la NBA sabe de baloncesto lo que yo de la reproducción de la ameba.

Todo esto cambia cuando ves jugar a TJ Ford. El de la universidad de Texas fue nominado como mejor jugador universitario, es muy rápido, tiene una gran visión de juego y su equipo se mueve con mucho sentido cuando está sobre la cancha (que no se interprete que con Calderón los Raptors juegan mal sino que con Ford el equipo juega igual o mejor que con José). Si Ford no es tan malo, Mitchell igual no tira piedras contra su tejado. Igual la NBA le nomina como mejor entrenador del año porque realmente lo ha sido. Igual José no juega porque no es el momento. Igual no juega Garbajosa porque Bargnani más alto, número uno del draft y más joven ocupa el puesto de 4. Igual porque Kapono es el mejor tirador de la liga. Igual porque le castigan gracias a la roja. Hay tres opciones o más, lesión, baja forma... pero no una teoría conspiratoria en contra de los españoles de la NBA.

Un ejemplo. "Calderón brilla pese a la derrota y Mitchell vuelve a 'castigar' a Garbajosa sin jugar". Este es un titular tipo de cualquiera de los españoles en la NBA. A lo que me pregunto ¿cómo se puede brillar sólo? ¿uno brilla si su equipo pierde? en el caso de la respuesta afirmativa ¿se brilla porque el equipo pierde?¿pierde el equipo porque se brilla?

Las cosas no son del todo cómo las cuentan. Y lo que más me fastidia es que los que las escriben saben de qué va esta negocio. Sergio Rodriguez se está peleando cómo un loco por conseguir 10 minutos de juego como octavo o noveno hombre. Calderón lucha para que no le desbanquen de segundo base y arañar minutos al base titular. Garbajosa es ahora suplente y realizó un pulso en el veranocontra el equipo que le paga cada mes. Gasol, que es el mejor de todos, es la estrella de un equipo de los malos de la NBA y Navarro debe acostumbrarse, es rookie, al ritmo y al estilo americano. Salvo Gasol nadie es protagonista.

Después de los 8-10 primeros partidos en los que los titulares (el que tienen ese rango no se lo quita nadie) juegan llegan las sobrecargas, los ciclos físicos y las pruebas tácticas para los equipos. Es por eso que Navarro es titular, Sergio juega más minutos, Garbajosa se queda fuera para que entren otros por debajo de su juego y Scola anota más de 20 puntos.

Nos engañan. Creemos que los españoles allí deben jugar por ser campeones del mundo y no es así. No son estrellas. No cobran como tales. Salvo Gasol, claro.


1 comentario:

Jaime H. Stinami dijo...

Lamentablemente cierto, ¡qué gran razón llevas!
Marca, AS,..., telediarios que ningunean el baloncesto... ¿Qué podemos esperar?
Un saludo.