jueves, 10 de abril de 2008

La cuarta. Gracias

A los jugadores del Tau porque ayer consiguieron que otro año mi equipo vuelva a estar en lo más alto de escalafón europeo. Recuerdo cuando hace 25 años, en la tele, veía al Maccabi, Cska, Cibona, Real Madrid o Zalgiris eran los que se jugaban el bacalao y me parecían inalcanzables.

A una gestión deportiva y económica por parte de Josean Querejeta que ha permitido que este espectador coincida en espacio y tiempo con una época tan maravillosa y magnifica e cuanto resultados y éxitos.

Al público que ayer me hizo taparme los oídos en varias ocasiones por el griterío, el ánimo y el aliento hacia el Baskonia.

A los árbitros que, caseros como siempre, tratan al Baskonia como un grande. Para mi no fueron decisivos pero también no fueron del todo imparciales.

Al Partizan que luchó con todo y que nos ha mostrado los jugadores que serán los dominadores y determinantes en el basket en los próximos años.

Al baloncesto porque me permitirá de nuevo observar en directo al mejor equipo de Europa, CSKA, y al segundo, nuestro Baskonia, en un duelo que, como será a un sólo partido, nos hará temblar de la misma forma que temblarán los de Messina.

A vosotros que leéis lo que pienso, divago y pretendo explicar sobre el deporte rey que sin duda es el baloncesto.

(Hoy estoy abrazafarolas)

3 comentarios:

jaja dijo...

ONENAK GARA!!!!!!

BETI ZUREKIN BASKONIA!!!!!

SOIS LOS MEJORES!!!!!

GORA BASKONIA!!!!!

Rubén dijo...

Antes de profundizar en el exito baskonista no quería dejar pasar el merito que ha tenido el Partizan llegando a esta elminatoria ante Baskonia, dejando por el camino a Panathiniakos.

Con un grupo de jugadores llamados a ser muy importantes en el baloncesto continental en los próximos años. Recuerden sus nombres Tripkovic, Tepic, Velokivic, Pekovic...

Fausto dijo...

Hola Bob,

En general, los arbitrajes euroliga son bastante caseros, y el del miércoles en Vitoria no ha sido una excepción.

En el segundo partido a Pekovic le dejaron hacer de todo, muchas cosas al límite del reglamento, y en el último partido, a pesar de que la permisividad en la pintura fue alta, le dejaron hacer menos.

Me quedo con el duelo de titanes Tiago-Pekovic, que gozada verles luchar en la pintura por la posición. Y agradecer a los arbitros es habernos permitido ver ese espectáculo, porque con un arbitraje más riguroso, Tiago y Pekovic están fuera del partido en 15 minutos.

Un saludo,

Fausto